• 0 item

    GATEAR PARA CONQUISTAR EL MUNDO

    Cómo estimular el Gateo en tu bebé

    Gateo Psicomotricidad

    La importancia del gateo 


    Probablemente todos, antes de caminar, empezamos a descubrir el mundo con escurridizos movimientos y con ellos, creamos conexiones cerebrales durante los primeros cuatro años de nuestra vida. Antes de los grandes pasos vienen los gateos. A lo largo de esta etapa, el bebé se volverá experto en destrezas motrices básicas, como voltearse, sentarse, gatear, caminar, correr, alcanzar y trepar. Lo hará con mayor facilidad que en cualquier etapa que esté por venir, porque ha llegado el momento de conectarse con su propio cuerpo para explorar el mundo.


    La importancia del gateo en los bebés es fundamental, ya que permite el desarrollo de los dos hemisferios o lados del cerebro, cada uno es esencial para diversas destrezas de aprendizaje a lo largo de su vida. Si en algún momento, el bebé tiene dificultad para cruzar los brazos o las piernas de un lado a otro, seamos siempre su apoyo para contribuir con el desarrollo equilibrado de ambos hemisferios. Poco a poco, descubrirá su propio camino y libertad para desplazarse por sí solo. A partir de los 7 a 10 meses los bebés tendrán movimientos más independientes ¡Disfruten cada aprendizaje junto a su bebé!

    Imagen


    Gatear para descubrir


    El gateo mejora la coordinación, el equilibrio y la autonomía. Con cada movimiento, el bebé descubrirá su espacio y empezará a fortalecer sus extremidades, espalda y cuello. Brindarle libertad para moverse es clave para su desarrollo. Con el gateo se ejercita la vista, la coordinación y el equilibrio. Un gateo bien integrado, permite el desarrollo de aspectos cognitivos y de aprendizaje.


    Hay distintas maneras de gatear, pero lo más importante es que sea un movimiento integrado, es decir, que el bebé mueva simultáneamente la mano derecha y el pie izquierdo o la mano izquierda con el pie derecho. Todo sucede paso a paso, veremos cómo en poco tiempo pasará de voltearse a gatear y luego nos sorprenderá ver a un pequeño que ya aprendió a sentarse.


    ¡Crecen en un abrir y cerrar de ojos! Y sobre todo van descubriendo el espacio y aprendiendo de sí mismos.


    El beneficio de los retos


    Todo reto siempre terminará en un aprendizaje para siempre. Lo mismo sucede en los niños. Darle la libertad y la posibilidad de superar sus propios retos solo trae consigo grandes beneficios:


    • Mejorar la coordinación.

    • Lograr mayor autonomía y equilibrio.

    • Seguridad y confianza en sí mismo.

    • Conocimiento de su propio cuerpo (Minimiza el riesgo de sufrir accidentes).

    • Fortalece los músculos y las articulaciones de brazos, piernas, cuello y espalda.

    • Ayuda a comprender la distancia y el espacio.

    • Satisface su curiosidad y ganas de aprender.


    Mi bebé no quiere gatear

    Conociendo la importancia del gateo es inevitable desear que todos los bebés lo hagan. Sin embargo, algunos pequeños saltan esta etapa o presentan dificultades para hacerlo. Es muy importante respetar sus ritmos y acompañarlo, siempre.


    Imagen

    Algunas recomendaciones:

    • El niño necesita disponer de un espacio seguro y adaptado, suficientemente amplio como para desplazarse y lejos de cualquier riesgo.

    • El pequeño debe llevar ropa cómoda que le permita mover sus brazos y piernas con facilidad, libertad y máximo confort.

    • El adulto no debe tentar al niño, dejándole juguetes a una corta distancia buscando que gatee para alcanzarlos. Ni mucho menos ponerlo de pie antes de que él logre hacerlo por sí mismo; debe mantener una actitud paciente que respete el ritmo del niño.


    Crea un espacio seguro para gatear


    Los niños descubren el mundo a través de los sentidos: el gusto, el tacto, el oído, la vista y el olfato. Es vital convertir su hogar en un espacio seguro para este gran descubrimiento. Se debe tomar medidas adecuadas para asegurar cada rincón y hacer de casa un lugar libre de peligro. Se recomienda cubrir instalaciones eléctricas, limitar el acceso a escaleras y alejar cualquier instrumento que signifique un riesgo para el bebé.